Galletas

Galletas de crema de cacahuete

Hoy te traigo unas deliciosas galletas de crema de cacahuete. Es un sabor que ahora está bastante de moda y se utiliza para acompañar muchos platos dulces.

A mí siempre me recuerda a cuando éramos pequeños y mi tía nos traía botes y botes de EEUU que mi hermano devoraba.

Galletas-de-cacahuete

La receta es muy rápida y sencilla de hacer y el resultado es fantástico.

Yo no compro la mantequilla de cacahuete que venden preparada, soy más de pelar medio kilo de cacahuetes tostados y hacer mi propia crema. Es tan sencillo como pelarlos y triturarlos, puedes dejarlos muy pasados para que la crema sea suave o un poco menos para tener algún tropezón. ¡Casero y al gusto, una maravilla!

Las cantidades lo mismo te resultan un poco extrañas, la receta original estaba en tazas y he convertido las medidas para que resulte más sencillo.

INGREDIENTES:

  • 325 g de harina
  • 115 g de mantequilla punto pomada
  • 225 g de crema de cacahuete
  • 220 g de azúcar
  • 1 huevo
  • 4 g de bicarbonato sódico
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla

PREPARACIÓN:

Batimos la mantequilla y la crema de cacahuete hasta que estén integradas y aireadas. Añadimos el azúcar y seguimos batiendo, tiene que adquirir un aspecto cremoso. Incorporamos el huevo y la vainilla y batimos un poco más, hasta que todo esté perfectamente integrado.

En este punto, yo dejo de batir a máquina y paso a integrar el resto de los ingredientes con una espátula.

Tamizo la harina, el bicarbonato y la sal sobre la mezcla anterior e integro con movimientos envolventes y ayuda de la espátula.

Cuando están perfectamente combinados todos los ingredientes. Puedes ir precalentando el horno a 175°C.

Mientras el horno coge temperatura, ve formando bolitas con la masa.

Hay que rebozarlas en azúcar, como puedes ver a mitad del proceso se me acabó el azúcar blanco y terminé las que faltaban con azúcar moreno. El resultado era el mismo, así que no pasa nada.

Se hornean durante 10-15 minutos, verás que pierden un poco la forma redondeada y les aparece alguna grietecilla. ¡Ya están listas!

Mientras dejas que las galletas se enfríen sobre una rejilla, puedes aprovechar para combinarlas con algún bombón que te guste: aplastando la galleta ligeramente con el bombón, el calor hará que se integren perfectamente.

En esta ocasión yo no tenía ningún bombón a mano y terminamos la obra con un poco de nocilla.

Pastas-de-crema-de-mani

Nos ha gustado tanto que no tardaremos en repetirlas, esta vez probaré a integrarlas con bombones lind… si me animo subiré la versión 2.0 de esta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s